Tumbonas térmicas

Tumbonas térmicas

Las tumbonas térmicas aportan uno de los pasos esenciales en el proceso de sesión de sauna, baño a vapor o terma romana. Es el de «fase de reposo» para intensificar la relajación que estos elementos proporcionan.

Su prestación más destacable reside en el sistema de calefaccionado interior. Permite mantener la temperatura de la misma, de forma constante, normalmente entre 38-39°C.
Esta temperatura proporciona una sensación de bienestar por los efectos que produce sobre el sistema nervioso, muscular y cardiovascular. Aunque la temperatura idónea sea la citada, ésta puede regularse de forma que proporciona múltiples escalas térmicas.

Indicada para combinar con la sesión de hidroterapia, sauna finlandesa, baño de vapor y frigidarium. El reposo es también una terapia fundamental.