Duchas

Duchas térmicas

  • Ducha bitérmica secuencial: la ducha bitérmica secuencial consiste en el rociado alternado y secuencial por niveles de agua fria y caliente, con tiempos preconfigurados para la hidroterapia profesional.
  • Ducha tropical: relajante con agua caliente. Despierta los sentidos gracias a la combianción de aromaterapia y cromoterapia.
  • Ducha de aromas: combina los beneficios del agua a distancia, presión y temperatura con las esencias aromáticas, produciendo una sensación de bienstar en el organismo, hidratando y perfumando la piel.
  • Ducha nubolizante: ducha con rociadores con tres inyectores de pulverización atomizada. Crea una atmófera de nebulosa continua para suavizar el contraste térmico, proporcionando una sensación de relax tonificante.

Ducha de cubo

Ducha fria de impacto con sistema automático de llenado de agua y tirador para el accionamiento realizado por el propio usuario. Favorece la estimulación del riego sanguíneo.

Ducha vichy

Este método se basa en la aplicación de varias duchas que funcionan por todo el cuerpo simultaneamente. Sus beneficios pueden ser diversos en función de la presión y la temperatura del agua. La ducha Vichy nos ofrece también algunas combinaciones terapeúticas. Un ejemplo resaltante es la aplicación de la algoterapia con la ducha Vichy.
En la algoterapia se envuelve totalmente el cuerpo del paciente con algas de distintas regiones. Este tratamiento combinado tiene propiedades desinflamantes y analgésicas. En algunos spa y balnearios, complementan el tratamiento con la exposición del paciente a un solarium infrarrojo. Otra combinación importante de la ducha Vichy es en el aquapilates. este sistema destaca por ser muy beneficioso para los pulmones y produce una significativa reducción del estrés. Asimismo, mejora la postura del cuerpo y fortalece los músculos.

Ducha escocesa

Como ducha alternante de agua caliente y fria o ducha de contraste o también ducha escocesa, se conoce el procedimiento de alternar el duchar con agua caliente y fria. Se emplea en la hidroterapia, que es la utilización del agua como agente terapeútico.

El agua caliente dilata los vasos sanguíneos, favoreciendo la transpiración, relajando los músculos y las articulaciones y haciendo fluir la sangre y calor a la dermis, teniéndose la sensación ligera de elevación de la temperatura corporal. Al contrario el agua fría encoge los vasos sanguíneos, reduciendo posibles inflamaciones o congestionamientos superficiales. Así mismo produce mayor afluencia de sangre hacia los órganos interiores. La ducha alternativa de agua caliente-fria reactiva la circulación sanguínes y tonifica la piel. También ayuda a recuperar energia y mejorar el estado de ánimo general de las personas.

Es importante iniciar la ducha con agua a temperatura caliente hasta sentirse la pies caliente. Después se continúa con agua a temperatura fría iniciando por los pies, la parte más alejada del corazón, hasta alcanzar las regiones superiores del cuerpo.
Se ducha alternadamente tres veces con temperatura del agua caliente y tres veces con temperatura del agua fría. Es importante terminar con agua fría.